Capítulos gastronómicos en The Book

¿Buena comida y a buen precio? Hay ocasiones en las que esta pregunta se convierte en una verdadera quimera. Puede ser bastante difícil hallar un lugar donde encontrar platos con carácter pero es, todavía más complicado, que se expongan en la carta a un precio razonable.

Sin duda, el caso de The Book es particular, pues reúne una inmejorable relación calidad-precio en un espacio recogido y acogedor, que destaca por la cocina de autor de su chef, Alfonso J. Lanzas.

IMG_2575

The Book es un lugar de encuentro. Es, tan apto para las comidas familiares del fin de semana, como para ir un día cualquiera entre semana a probar su menú. La carta se compone de platos originales y elaborados, siempre marcados con el sello de Alfonso. Pero, además, todo comensal tiene a su disposición un variado menú que yo, que les sigo a través de las redes sociales, veo cada día superarse.

IMG_2572

Llevo tiempo diciendo que la gastronomía valenciana es, para mí, de las mejores. Y, si hay un aspecto por el que me alegro especialmente de vivir en Valencia (por supuesto dejando de lado las amistades), es porque puedo disfrutar, con todos los sentidos, de lo que preparan los cocineros de la “Terreta”.

Aunque suene raro, no me bastó con ir solo una vez a probar The Book, sino que en la misma semana estuve allí en dos ocasiones: cena entre semana y comida el fin de semana. He de comentar que la cena fue infinitamente mejor que la comida, la verdad. Pero creo que también puede deberse a que había un chef diferente, y tal vez ese día no estaba al 100% inspirado. En cuanto a la atención, ocurrió lo mismo que con la comida y la cena: durante la comida tuvimos una camarera que fue bastante borde con nosotros y, durante la cena, todo lo contrario, nos atendió otra compañera que era encantadora. De todas formas, por supuesto The Book merece una y muchas nuevas visitas, ya que conmigo han conseguido cumplir el reto diario que tienen de ponernos a todos los dientes largos.

Mi primer capítulo gastronómico fue la cena, entre semana, aunque tenían el restaurante prácticamente lleno. Pedimos a la carta y comenzamos con la ensaladilla rusa 1864 con huevas de arenque, acompañada de pan tostado. Para mi gusto demasiado fría. Fue lo que menos me gustó.

IMG_2517

Los rollitos de pato encebollados con confitura de tomate llegaron a continuación. Me encantaron: suaves, el pato en su punto y la confitura el acompañamiento perfecto. Me habría comido 20 de una sentada.

IMG_2519

Seguimos con un impresionante, tierno y sabrosísimo costillar de cerdo asado durante 12 horas, con sweet chili y parmentier.

IMG_2526

Y terminamos con dos postres: “chocolate, chocolate y chocolate” lo que, al fin y al cabo, equivale a chocolate en diferentes y riquísimas texturas, una verdadera delicia;

IMG_2528

y una New York cheesecake con helado de galleta Oreo, que nada tiene que envidiar a las originarias de EEUU.

IMG_2530

El segundo capítulo gastronómico fue la comida en fin de semana, una experiencia de menor nivel con su menú degustación de 16 euros, pero en la que también disfruté a lo grande con algunos platos:

Compartimos dos entrantes, abriendo la comida con un hojaldre tostado con queso fresco y anchoa, muy rico.

IMG_2549

Continuamos con la misma ensaladilla rusa 1864, de nuevo fría; no nos gustó mucho.

IMG_2558

Después, llegaron los principales: dorada en tempura sobre berenjena a la llama y arroz meloso de butifarra y morcilla. Ambos estaban buenos, lo único que el tamaño de la dorada en relación al platazo de arroz que salía, no tenía demasiado sentido, por lo que algunos se quedaron con hambre, y otros, completamente saciados. Nos sorprendió que, habiendo dos menús y pudiendo habernos dado la opción de probarlo todo, ni siquiera nos la mencionaron. Seguramente con el otro menú, que era un poquitín más caro, pero que incluía unos buñuelos de bacalao (que auguro riquísimos) y media ración por persona de cada plato principal, nos hubiéramos quedado todos encantados.

IMG_2562
Dorada en tempura sobre berenjena a la llama
IMG_2566
Arroz meloso de butifarra y morcilla

El postre, sencillo: un vasito de crema de yogur con frutos rojos y migas de chocolate.

IMG_2568

Como ya he comentado, mi vuelta está asegurada. La primera vez me encantó y, aunque la segunda no salí tan “emocionada”, estoy segura de que se trató de un mal día. De momento, Alfonso me ha descubierto unas de las mejores costillas que he probado en mi vida y, por ello, sé que no podré estar mucho tiempo sin volver a probarlas 🙂


Más información:

Dirección: Calle Antonio Suárez, 29 (Valencia)

Teléfono: 963 20 59 59

Precio: entre 15 y 25 euros por persona

Página web: www.thebookrestaurant.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s