El Bouet, segunda parte

A veces, no hace falta que sea un día especial para salir a cenar. A veces, los sábados consisten en disfrutar y dejarse llevar, sin rutinas ni quehaceres. Y, siempre, merece la pena invertir en el paladar.

Mi paladar, desde luego, lleva casi desde que nací sintiéndose el centro del universo. He tenido la suerte de criarme en una familia en la que se cocina, y se come, casi siempre infinitamente mejor que en cualquier restaurante. Pero, sin duda, nos sigue mereciendo la pena, y mucho, salir un rato de los fogones hogareños y dejarnos deleitar por nuevos sabores, texturas y matices.

Como he dicho muchas veces, desde que vivo en Valencia, cada día me gustan más sus rincones gastronómicos. No puedo evitar dejar de pensar en determinados platos, como la ensaladilla de Ricard Camarena, o el arroz de verduras de El Racó de la Paella. Lo mismo me pasa cuando pienso en El Bouet: recuerdo todos y cada uno de sus platos y, siempre que salgo por la puerta, ya estoy deseando volver.

Empiezo esta historia, mi segunda experiencia con la cocina de Tono, con un tartar vegetal de aguacate, tomate verde, pistachos iraníes, tomate seco, maíz, pepino, aceitunas y cebolletas sobre una base de yogur griego. Fresco, sabroso, sugerente. El mejor inicio para una cena que nunca deja indiferente.

FullSizeRender

Continué con la causa limeña, patata, ají amarillo y huancaina: espectacular.

FullSizeRender (1)

Tras un plato difícil de olvidar, llegó el tiradito de boquerones, con crema de ají amarillo, cilantro y lima. A pesar de que el cilantro y yo somos enemigos públicos, puedo decir que, cuando Tono lo integra en un plato y saboreo el conjunto, me parece otro mundo.

FullSizeRender (2)

Después probamos un “fuera de carta”: mero con alcachofas y brócoli. El pescado estaba un poco pasado de punto, aunque el plato en sí era muy bueno.

FullSizeRender (3)

Y llegaron los últimos: las carnes. Primero, repetimos las alitas crujientes de pollo, especiadas y glaseadas con melaza tailandesa;

FullSizeRender (4)

y terminamos con el jarrete de ternera braseada con caramelo indonesio, fideos de arroz, fondo de carne y vegetales, riquísimo.

FullSizeRender (5)

Los postres, aunque resultones, son lo único que no suelen cambiar: cremoso de chocolate

FullSizeRender (6)

y mousse de caramelo.

FullSizeRender (7)

Por supuesto, esta segunda visita se merece una tercera… Y una cuarta, y quinta, y sexta… ¡Gracias, equipo de El Bouet, por darnos siempre lo mejor y por recibirnos con tanto cariño!


Más información:

Dirección: Calle Puerto Rico, 36 (Valencia)

Teléfono: 676 56 02 13

Precio: entre 25 y 35 euros por persona

No tiene página web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s