Barcelona: la felicidad hecha gastronomía

Barcelona, la ciudad alternativa, turística por excelencia, señorial y vanguardista. Había estado en varias ocasiones pero, por desgracia, el trabajo nunca me permitía ir más allá del hotel para visitar los lugares más emblemáticos. Así que se juntaron un par de días para hacer puente, cogí la maleta y allí me planté.

IMG_1105
Casa Batlló

Igual que hice los dos últimos veranos en Portugal, lo primero que se me ocurrió fue mirar en Airbnb y Booking para encontrar el mejor alojamiento sin dejarme un riñón. Y, efectivamente, así fue: nos alojamos en el B&B Look Barcelona Bruc, en una habitación grande, moderna y luminosa, perfecta para desconectar un par de días y, además de patear la ciudad, poder descansar tranquilamente. A pesar de que cuando llegamos nos hicieron esperar un rato (cosas del directo, el dueño no estaba y tuvo que venir adrede para entregarnos la llave de la habitación), no dudaría en volver a alojarme allí, pues la ubicación es excelente: en pleno Eixample, muy cerca de la kilométrica Avenida Diagonal y a un par de manzanas del glamuroso Paseo de Gracia. Y encima yo, que tengo el sentido de la orientación cada vez más desviado, me localizaba perfectamente por la zona, así que lo recomiendo 100% por relación calidad-precio-ubicación.

0d7734_12e78e02665c494096ad3afdd8352201
Nuestra habitación

Llegamos pasadas las tres de la tarde. Entre que nos dieron las llaves y dejamos maleta y demás, se nos hicieron las cinco. No habíamos comido todavía, así que fuimos directos al Paseo de Gracia para dar una vuelta y tomarnos algo rápido. Encontramos un Faborit entre tiendaza y tiendaza y nos metimos sin dudarlo. Resulta que, en el mismo espacio, coinciden Faborit y Casa Amatller, por lo que después de una buena ensalada y un café, mi máxima aspiración del momento era comprarme una cajita de chocolate para “engañar” un poco al estómago hasta la noche. Compré unos bombones crujientes de chocolate con leche rellenos de praliné, espectaculares, me tomé un par y seguimos con nuestro paseo tardío.

IMG_1545

No hacía nada de frío, así que estuvimos bastante rato callejeando y viendo tiendas. Cuando se nos hizo de noche, nos dimos cuenta de que no habíamos reservado en ningún sitio para cenar, así que husmeé un poco entre los que tenía ya seleccionados y decidimos llamar a Agust. Fue todo un acierto, os lo cuento con todo detalle…

Agust es un pequeño restaurante situado entre el Raval y Sant Antoni. Tras una ducha rápida y un poco de “chapa y pintura” nos fuimos andando hasta la calle del Parlament.

IMG_1123
Fachada de Agust Gastrobar

Cuando llegamos, nos sentaron en el piso de arriba y, en cuanto vimos la carta, sabíamos que nos iba a encantar. Empezamos con nuestra, ya reglamentaria, copa de vino blanco, pero en esta ocasión la acompañamos con una bandejita de riquísimo pan tostado con tomate y aceite que, después de tanto andar, nos sentó de maravilla. Y llegó el primer plato, el bocadillo de calamar de Agust: un bao relleno de calamares rebozados y salsa agripicante, acompañado de cebolla morada encurtida. Estaba buenísimo, crujiente y blandito.

IMG_1134
Bocadillo de calamares

Después, tomamos unas croquetas de marisco con salsa romesco, con una bechamel sabrosa y suave.

IMG_1133
Croqueta de marisco

El pulpo roquero a la cartagenera fue el siguiente en aparecer en escena. Con patatas cocidas y aliñadas con un buen aceite de oliva. Un plato sencillo pero muy bien hecho.

IMG_1137
Pulpo roquero a la cartagenera

Nos sorprendió gratamente el súper canelón de rostit de pollo a la antigua con trufa, ¡sencillamente impresionante!

IMG_1142
Canelón de rostit de pollo

Y, por fin, el postre. Todos los postres nos apetecían y, de hecho, vimos que todas las mesas terminaban la cena con un cactus dulce en una maceta. Cuando nos describieron lo que tenía, nos pareció demasiado pesado, así que decidimos probar el mochi de praliné Gianduja. No recuerdo haber probado ningún dulce tan extraño pero tan bueno a la vez, era cremoso y gelatinoso, ¡maravilloso! Y, por supuesto, volveré a buscarlo. Me pasa como con la torrija de brioche de Picoteo Devicio, no puedo vivir sin ella.

IMG_1144
Mochi de praliné Gianduja

Así terminó nuestra primera jornada en Barcelona, que puedo definir con una única palabra: felicidad.

Al día siguiente, después de haber soñado toda la noche con el sabor de aquel mochi, nos levantamos con ganas de seguir pateando a tope y fuimos a ver algunos de los monumentos de Gaudí: la Sagrada Familia, la Casa Batlló y la Casa Milá (La Pedrera). No entramos en ninguno de los tres, estaban llenos de gente y era imposible verlos con tranquilidad, por lo que hicimos las típicas fotos turísticas de las fachadas, más que nada, para tener el recuerdo, y seguimos nuestro camino. Bajamos por el Paseo de Gracia y llegamos hasta la Plaza de Cataluña, donde cogimos Las Ramblas para llegar hasta el Mercado de San José, comúnmente conocido como “La Boquería”, uno de los lugares del mundo que necesitaba ver antes de morir.

IMG_1239

En La Boquería estuvimos alrededor de dos horas, paseando por cada puesto, viendo cientos de exquisiteces y comprando aquello que no teníamos a nuestro alcance en Madrid o Valencia.

Pero, tras la experiencia, y afirmando que es un sitio estupendo, he de decir que nada tiene que envidiar al Mercado Central de Valencia. Se hizo la hora de comer, así que decidimos picotear cosas de varios puestos y así no teníamos que parar mucho rato. Una empanadilla, una crêpe de salmón, varias gyozas y baos rellenos de verduras y carne y un trozo de pizza después, salimos del mercado listos para visitar el Born.

Callejeando por el Born, me encontré con una grata, gratísima sorpresa: la pastelería de la escuela Hofmann. Pequeña y acogedora, atestada de croissants de varios sabores, pastas y pastelitos, era como un sueño hecho realidad. No podía irme de allí sin probar uno de sus pasteles; así que, después de un rato tratando de escoger, hundí mi cucharilla en un impresionante pastel de vainilla relleno de manzana con base de galleta.

IMG_1156
Pastel de vainilla con manzana

Después de probar el pastel, no dudé en llevarme varios souvenirs, entre los que cayeron las mejores pastas de té artesanas de España en 2015: unas pastas con varias capas de diferentes texturas de chocolate que aproveché para regalar en Navidad y que eran completamente merecedoras del título.

IMG_2064
Pastas de té de Hofmann

Tras una experiencia tan dulce, visitamos la basílica de Santa María del Mar, para mi gusto mucho más pequeña pero mucho más encantadora que la Sagrada Familia. Tras un largo recorrido por las tiendecitas del Born y la zona antigua de la ciudad, estábamos molidos, por lo que de camino al hotel paramos en el famoso espacio de El Nacional, un edificio enorme, con un interior precioso y techos altos, que tiene varios espacios en los que se pueden degustar diferentes tipos de productos: carnes, pescados y mariscos, tapas… Decidimos tomar algo de tapeo, ya que tampoco teníamos mucha hambre, así que fuimos a La Tapería.

IMG_1208
La Tapería en El Nacional

El concepto es divertido: en la carta aparecen todos los platos con sus correspondientes precios, pero solo se pueden pedir unos cuantos, que son los que preparan adrede para los comensales. Los demás, van saliendo de la cocina en manos de los camareros, que van anunciando lo que llevan y las mesas van cogiendo lo que les apetece. Las raciones son prácticamente todo el tiempo diferentes, aunque hay platos más comunes que van sacando más a menudo. Y cada plato tiene un color, ¿por qué? Porque así se contabiliza de una forma mucho más sencilla lo que se consume.

Nosotros probamos la ensaladilla rusa, los huevos rotos con jamón, los calamares y las croquetas de jamón, todos ricos, pero como los de cualquier otro sitio. Es un espacio diferente al que merece la pena ir, ya no tanto por comer, sino por el entorno en sí. Esta vez, de tan cansados que estábamos, no pudimos ni con el postre. Eso sí, tenían un plato con el típico pan con aceite y chocolate que tenía una pinta buenísima.

Llegó el día de nuestra partida. Después de dos jornadas plagadas de felicidad, de mil caminatas por el Born, el Eixample, el barrio gótico y el puerto, en la que ya se ha convertido en una de mis ciudades favoritas, terminamos la experiencia en Brunch & Cake.

Se trata de un local blanco muy acogedor en el que se pueden encontrar, desde los típicos huevos benedict, hasta los modernos “superalimentos”. Es un sitio que está muy de moda, así que cuando llegamos estuvimos un ratito esperando para que nos dieran una mesa. Los camareros fueron encantadores porque, a pesar de que el sitio es bastante pequeño y no cabe prácticamente ni un alfiler, como íbamos con maletas, nos ofrecieron la posibilidad de guardárnoslas en una esquina en la que no molestaban y así pudimos comer tranquilos.

Compartimos una ensalada de quinoa que estaba buenísima. Nos la sirvieron en una maceta (parece que también es algo común entre los restaurantes en Barcelona) y llevaba verduras braseadas, tomate, espinacas, nueces y hummus. Completa y rica en vitaminas, ¡la ensalada perfecta!

IMG_1310
Ensalada de quinoa

Después, tomamos un bagel con huevos revueltos con pavo ahumado y aguacate, todo casero y muy rico;

IMG_1312
Bagel con huevos revueltos y pavo

Y, cómo no, unos huevos benedict con salmón sobre pan de perrito caliente. Estos últimos más flojos. Si de primeras el salmón no me convencía y los huevos estaban demasiado crudos, a mitad me dejó de convencer por completo: había un pelo en el plato. No suelo decir estas cosas cuando me pasan, tampoco soy “demasiado” escrupulosa, pero en esta ocasión ya me sentía rara cuando estaba comiendo, por lo que devolví el plato y no quise probar nada más.

IMG_1309
Huevos benedict con salmón

A pesar del incidente, mi compañero de viaje quería tomar postre, por lo que pedimos una tarta de vainilla de la que probé un trozo, y he de decir que estaba muy buena.

IMG_1315
Tarta de vainilla

Todo ello lo acompañamos con dos smoothies de frutas, así que salimos con las vitaminas activadas al 100%.

IMG_1305
Smoothies de frutas

Y así terminó nuestra pequeña escapada. Momentos felices e inolvidables en inmejorable compañía. ¡Espérame Barcelona, volveré a recorrerte pronto!

He de decir que nos dejamos varios espacios gastronómicos por visitar, totalmente adrede, para otras ocasiones. Por ejemplo, el restaurante de la escuela Hofmann, Rojo y Negro, Tickets, el mítico Tragaluz… Y uno que nos llamó especialmente la atención: Mercat Princesa, un pequeño mercado en un ambiente que parece una cueva, en cuyos recovecos se disponen mesas y paradas, en las que se pueden degustar tapas de diferentes tipos de cocina: japonesa, mediterránea, italiana…. Quedan todos apuntados en mi lista, no me dejaré ni uno 🙂


Más información:

Look Barcelona Bruc

Dirección: Calle Bruc, 96 (Barcelona)

Precio: entre 70 y 80 euros por noche

Página web: www.lookbarcelona.com/

 

Faborit/Casa Amatller

Dirección: Paseo de Gracia, 41 (Barcelona)

Página web: www.faborit.com/establecimientos-faborit/faborit-casa-amatller/

 

Agust Gastrobar

Dirección: Calle del Parlamento, 54 (Barcelona)

Teléfono: 931 62 67 33

Precio: entre 25 y 30 euros por persona

Página web: http://facebook.com/agustgastrobar/

 

Mercado de San José (La Boquería)

Dirección: Las Ramblas, 91 (Barcelona)

Teléfono: 933 182 584

Página web: www.boqueria.info/

 

Pastelería Hofmann

Dirección: Calle Flassaders, 44

Teléfono: 93 268 82 21

Página web: www.hofmann-bcn.com/pasteleria

 

El Nacional

Dirección: Paseo de Gracia, 24 bis

Teléfono: 93 518 50 53

Precio: desde 15 euros por persona

Página web: www.elnacionalbcn.com

 

Brunch & Cake

Dirección: Calle Enric Granados, 19

Teléfono: 93 200 28 72

Precio: entre 15 y 25 euros por persona

Página web: www.cupcakesbarcelona.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s