Arrocería Duna: donde el momento dulce experimenta su máximo esplendor

Exterior de Arrocería Duna
Exterior de Arrocería Duna

Hay veces que merece la pena esperar a los postres que comer los primeros y segundos platos con los ojos, porque luego uno puede arrepentirse. Aunque la báscula no lo vaya a perdonar, peor es perderse las delicias postreras de determinados sitios, y Duna es uno de ellos.

Sábado y amaneció nublado en Valencia. Ya queda menos para que llegue el invierno y los días de playa se van reduciendo, así que decidí ir con mis visitantes de fin de semana a la playa de El Saler. Tras una parada obligada en el Mercado Central de Valencia, que ya os contaré en otro post, pusimos dirección a la playa, pero nada más llegar empezó a llover por lo que tuvimos que anular el plan. Aún así, esto no nos pareció del todo mal, pues ya se iba acercando la hora de comer y teníamos reserva en Duna.

Aunque me lo habían recomendado mil veces, no tanto por la comida, que se da por hecho, sino por la ubicación privilegiada en la que se encuentra, todavía no había conseguido ir. Así que agradecí las recomendaciones en cuanto llegué. La arrocería Duna está en plena playa de El Saler, rodeada de dunas (de ahí su nombre), en un sitio realmente bonito. En Duna es todo blanco, desde el suelo y las paredes hasta las sillas, muy tranquilo y acorde con el entorno que le rodea.

La verdad es que íbamos prácticamente sin hambre y no queríamos pasarnos porque por la noche teníamos ya una cena que preveíamos espectacular reservada, por lo que compartimos varios platos y pusimos toda nuestra atención en los postres, tras ver lo que iba llegando a las mesas cercanas.

La carta es similar a un gran periódico en el que, de un vistazo, se pueden visualizar prácticamente todos los platos, desde entrantes más y menos sanos, carnes, pescados y, por último, arroces. Hay un poco de todo, por eso nosotros escogimos probar los buñuelos de bacalao, ligeros y esponjosos,

Buñuelos de Bacalao
Buñuelos de Bacalao

las croquetas de jamón y bogavante, ambas muy ricas y sabrosas,

Croquetas de jamón y bogavante
Croquetas de jamón y bogavante

tomate valenciano cortado en el momento y acompañado de anchoa, ventresca, mojama y mozzarella,

Tomate valenciano
Tomate valenciano…
... y su acompañamiento
… y su acompañamiento

pulpo a la brasa con patatas

Pulpo a la brasa con patatas
Pulpo a la brasa con patatas

y chipirones con texturas de cebolla, dispuestos sobre una cama de crema de cebolla con un magnífico sabor y cubiertos por unos originales aros de cebolla tempurizados con tinta de calamar.

Chipirones a la plancha con texturas de cebolla
Chipirones a la plancha con cebolla en texturas

De postre no titubeamos a la hora de pedir y al final cayeron tres: tarta de queso con arándanos, helado de frutos del bosque y bombones de chocolate blanco, sencillamente espectacular; texturas de chocolate, en helado, bizcocho, mousse, etc., que estaba buenísimo; y, por último, una torrija con helado de leche merengada que estaba impresionante. He de admitir que no hice fotos de los postres, ¡no me dio ni tiempo! Pero así os reto a probarlos 😉

Aquí terminó nuestra comida, tarde y muy dulce, dejando todavía un huequito en el estómago para poder terminar bien el día…


Más información:

Dirección: Autovía Valencia-El Saler (Valencia)

Teléfono: 961 830 490

Precio: Entre 25 y 35 euros por persona

Página web: www.arroceriaduna.es

Anuncios

3 thoughts on “Arrocería Duna: donde el momento dulce experimenta su máximo esplendor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s