Para los trotamundos con apetito… El Rodamón de Ruzafa

El Rodamón de Ruzafa

Hace unos días estuve cenando, por ya-no-sabría-decir-cuál-número vez, en El Rodamón de Ruzafa. Es un sitio al que voy cuando me apetece picotear algo sin tener que preocuparme (mucho) por haber reservado ni por si voy a comer bien, porque sé que así será.

Ninguna de las veces que he estado allí me ha defraudado; al revés, es un restaurante que siempre me acaba sorprendiendo porque suelen cambiar la carta bastante a menudo, por lo que al final me acabo encontrando con platos nuevos y siempre buenos. Normalmente escojo la barra que tienen en la entrada para cenar, pues para mí es más cómodo y así no estoy en medio del bullicio en el que se concentra la mayor parte de la actividad del restaurante.

El Rodamón de Ruzafa es el nombre que le puso su dueño a este local, fiel reflejo de un trotamundos que ha tenido la fortuna de probar platos de todos los rincones del mundo, que escoge los que más le han gustado y los une a sus favoritos más tradicionales para recrearlos en el restaurante. Tal y como reza su carta, El Rodamón de Ruzafa “invita a un viaje por las múltiples gastronomías del mundo: platos que nos han impresionado, platos que normalmente comemos, platos que quisiéramos disfrutar…”.

Cuando nos sentamos el último día, antes de que nos tomaran nota, pedimos una botella de vino blanco, un Chardonnay fresquito de la bodega navarra Otazu. Y empezamos con la carta, dividida por secciones en función de la procedencia de cada plato. Tigre y dragón, Pachamama, Mowgly vs. Shere Khan, Pinches y vaqueros… Y al final decidimos compartir un poco de todo.

Empezamos por la ensaladilla rusa, suave y muy casera, acompañada de bonito y cebollita encurtida,

Ensaladilla rusa
Ensaladilla rusa

seguimos por las cremosísimas croquetas de jamón, una por barba, pues no nos gusta pelear por lo bueno,

Croquetas de jamón
Croquetas de jamón

y luego vino el turno del ceviche, espectacular, acompañado de daditos de mango, tomates cherry y maíz.

Ceviche de pescado con mango y maíz
Ceviche de pescado con mango y maíz

Pedimos también falafel de garbanzos, en bolitas que reposaban sobre una suave crema de berenjenas,

Falafel de garbanzos con crema de berenjena
Falafel de garbanzos con crema de berenjenas

y terminamos la cena con los wonton de gambas y setas shiitake, uno de los mejores platos de la cena.

Wonton de gambas y shiitake
Wonton de gambas y shiitake

En esta ocasión, después de haber comido paella y del homenaje que nos dimos con los platos salados de la cena, no pudimos pedir postre, pero he de decir que no dejó de apetecerme el fondant de chocolate, que hubiese sido el cierre perfecto.

La atención, el ambiente, la relación calidad-precio y la comida son los cuatro factores, para mí fundamentales, que hacen que quiera volver a visitar un restaurante, y El Rodamón es de los pocos que lo tiene todo. ¡Encantada de repetir… Y repetir… Y repetir!


Más información:

Dirección: Calle Sueca, 47 (Valencia)

Teléfono: 963 218 014

Precio: Entre 20 y 30 euros por persona

Página web: http://elrodamon.com/

Anuncios

One thought on “Para los trotamundos con apetito… El Rodamón de Ruzafa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s